Después de la noticia de la compra de Pebble, y que Fitbit, abandonaría por completo el soporte del hardware y software, llega un comunicado desde el blog oficial de Pebble, en el que se explica que el software y los servicios seguirá funcionando durante todo el 2017. A partir del 2018 es cuando ya comenzaría Fitbit en abandonar por completo el Pebble y pasaría a manos de la comunidad.

El SDK de Pebble, la CloudPebble, los APIs, la disponibilidad de firmware, apps móviles, portal para desarrolladores y la tienda de apps de Pebble son elementos del ecosistema de Pebble que seguirán en servicio durante este tiempo.

A partir del 2018,

Los desarrolladores de Pebble son bienvenidos a seguir creando y actualizando sus apps. Los dueños de un Pebble son libres de seguir usando y disfrutando sus relojes.

Palabras que vienen de uno de los desarrolladores de caratulas de Pebble, Jon Barlow, el que también menciona que en un futuro cercano llegará una actualización para sus apps, lo que preservará el futuro de la experiencia de Pebble. La misión de esta actualización es abandonar la dependencia de los servicios en la nube.

Las actualizaciones al app móvil asegurarán las operaciones de las funciones clave de Pebble, aún cuando los servicios de la nube desaparezcan — éstos no romperán la funcionalidad [del reloj]

Pebble Health

Continuará funcionando como hasta ahora, según dice, el API no depende en los servicios de la nuve, si no que se alimenta dentro de la aplicación móvil de Pebble, Apple HealthKit y Google Fit.

La Comunidad Rebble

La comunidad de usuarios de Pebble no se ha quedado de brazos cruzados y esta trabajando en mantener vivo el ecosistema. Entre sus proyectos tienen:

  • Wiki
  • The Rebble Store: Un reemplazo a la appstore oficial de Pebble
  • Firmwares

La verdad que antes de esta noticia, pintaba feo para los propietarios de Pebbles, ahora a esperar y a ver como se desarrolla el ecosistema del Pebble el próximo año.

Rebble