Una estudiante de la Universidad Carnegie Mellon llamada Chloe hizo este proyecto para su clase de Arduino. En una matriz LED de 8×8 colocó un Arduino Nano, dos botones para moverse y saltar además de un sensor conectado a otro Arduino por separado para que tocara la canción del juego logrando así una muy rudimentaria versión de Mario Bros.